11 octubre, 2017

Columna de Anexina (MACS)

SEPARACIÓN MAGNÉTICA DE ESPERMATOZOIDES CON ADN NO FRAGMENTADO POR COLUMNAS DE ANEXINA V

 

 

Actualmente, el estilo de vida, actividad sexual, infecciones no tratadas, exposición a tóxicos, medicamentos, alcohol, tabaquismo, entre otros factores alteran y fragmentan el material genético o ADN que está contenido en la cabeza del espermatozoide; lo cual, conduce a una disminución en la capacidad reproductiva de un individuo. La fragmentación del ADN espermático, se refiere a roturas o lesiones en el material genético del espermatozoide. A mayor número de lesiones, menor será la integridad del material genético y mínimas las probabilidades de que se produzca un embarazo a término.

 

 

La presencia de una elevada cantidad de espermatozoides con ADN fragmentado afecta tanto la fertilidad natural como en los resultados de reproducción asistida. Existen una serie de métodos que permiten seleccionar una población de espermatozoides con ADN sano; dentro de las cuales está la separación magnética por columnas de Anexina V. Los espermatozoides apoptóticos, que presentan la membrana plasmática alterada, exponen la fosfatidilserina hacia la membrana de la célula la cual tiene la capacidad de unirse específicamente a la proteína Anexina V. Luego a los espermatozoides se le acoplarán una esferas metálicas y serán pasados a través de un campo magnético y podremos recuperar únicamente aquellos espermatozoides con ADN sanos que podrán ser utilizados en procedimientos de ICSI.

 

 

ver más