10 octubre, 2017

Receptora

La utilización de óvulos donados está indicada para aquellas mujeres que han llegado a la menopausia de forma natural o prematura, se les ha extirpado los ovarios (ooforectomia) o tienen riesgos de transmitir enfermedades cromosómicas y/o genéticas a su descendencia.

Ningún tratamiento de fertilidad ofrece posibilidades de embarazo más altas que la donación de óvulos (ovodonación). La razón es obvia: las donantes de óvulos suelen ser jóvenes. La corta edad de una donante de óvulos significa que las posibilidades de embarazo de la receptora  y los riesgos de abortos espontáneos se convierten en los de la joven donante de óvulos. Las posibilidades de embarazo disminuyen y  las tasas de aborto espontáneo aumentan con la avanzada edad femenina.

El tratamiento de donación de óvulos está indicado en pacientes con baja respuesta ovular, falla ovárica, menopausia, fallas previas en tratamientos de fecundación in vitro, endometriosis o cuando existe un diagnóstico genético preimplantacional que indica que los óvulos o embriones de la paciente están alterados o son anormales.

Una vez realizada la aspiración folicular de la donante a fin de obtener los óvulos, se procede con el procedimiento de reproducción in vitro indicado por el medico tratante (FIV, ICSI o IMSI) de manera convencional.