11 octubre, 2017

Espermatograma

El Espermatograma o análisis de Semen consiste en evaluar el líquido eyaculado en los aspectos de volumen, calidad y características de las células que lo componen. Es la prueba de laboratorio más importante y se pide inicialmente en la evaluación del potencial de fertilidad en los varones y que se debe realizar luego de una abstinencia sexual de 3-5 días.

El semen es viscoso y de color blanquecino, contiene a los espermatozoides, fluidos secretados por varias glándulas y demás células y debris. Es altamente viscoso inmediatamente después de la eyaculación y se convierte en fluido líquido luego de un plazo de 10-30 minutos. Cada muestra de semen contiene millones de espermatozoides, fructosa, fluidos de amortiguamiento, agentes de coagulación, que ayudarán a los espermatozoides a prepararse para el proceso de fecundación.

 

El análisis de semen se requiere para evaluar en primera instancia la fertilidad del varón; y en caso de alteración de alguno de sus parámetros permite indicar la técnica de baja o alta complejidad de reproducción asistida necesaria para lograr un embarazo.

Un análisis típico de semen mide los siguientes parámetros:

  • Volumen y viscosidad de semen
  • Proceso de coagulación-licuefacción
  • pH, debris.
  • Concentración, motilidad, morfología y vitalidad de espermatozoides
  • Presencia e identificación de células redondas: Leucocitos, macrófagos, neutrófilos, etc.