10 octubre, 2017

FIV

FECUNDACIÓN IN VITRO (FIV)

 

 

La Fecundación In Vitro (FIV) es una técnica en la cual óvulos recuperados por aspiración folicular son fecundados por espermatozoides seleccionados por técnicas de separación espermática, de manera que la interacción entre el óvulo y el espermatozoide, la fecundación y el desarrollo embrionario ocurren fuera del organismo materno, en el laboratorio bajo condiciones adecuadas.

Los últimos avances científicos y mejoras de las condiciones en el laboratorio han permitido el incremento sustancial en las tasas de éxito de la FIV – ICSI en los últimos años, beneficiando a cada vez más mujeres en lograr el tan ansiado embarazo.

 

 

 

¿Quiénes necesitan de una FIV?

 

Etapas de la Fecundación In Vitro

 

Estimulación Ovárica

El objetivo de la estimulación ovárica es conseguir un mayor número de óvulos mediante la aplicación de hormonas para estimular los ovarios, se administran durante 7-12 días, el crecimiento se evalúa mediante ecografía transvaginal y cuando los folículos han alcanzado un tamaño adecuado, la paciente es programada para realizar la aspiración folicular.

Punción/Aspiración folicular

Se realiza mediante guía ecográfica transvaginal bajo anestesia y por un tiempo relativamente corto entre 10 a 15 minutos; donde se procede a aspirar los folículos y obtener los óvulos.

Inseminación de óvulos cultivo y transferencia de embriones

Los óvulos obtenidos serán inseminados con espermatozoides de la pareja previamente capacitados. Los óvulos fecundados de forma normal serán cultivados luego de lo cual se realizará la transferencia de embriones al útero de la paciente.

La transferencia de embriones es un procedimiento rápido e indoloro que se lleva a cabo en quirófano. Los embriones son depositados en el interior de la cavidad uterina mediante un catéter de transferencia. El procedimiento es corto y generalmente sin dolor. Posteriormente, se informa a la mujer que descanse por un corto tiempo y luego volver a casa y “continuar su vida con normalidad.”

Catorce días después de la transferencia se realizará una prueba en la sangre para confirmar el embarazo. Si la prueba es positiva, se realizará una prueba confirmatoria a los 5 días y, dos semanas después la primera ecografía transvaginal.